sábado, 29 de junio de 2013

Cocadas

Buenos días chicos y chicas, grandes y pequeños, hoy os traigo una receta para todos vosotros. Es una receta la mar de sencilla pero que, tristemente, seguro que en un primer momento os echará para atrás... las COCADAS!


A los que nunca hayáis oído de este bocadito tan resultón; las cocadas, como su nombre indica, son bolitas de coco -aqui es donde quizás alguno diga "Puaj! Coco! Nunca me ha gustado el coco y no vas a conseguir que lo pruebe ahora!" pero ¡ESPERAD!... seguid leyendo-.


Debo confesar que a mi jamás me ha gustado nada que tenga que ver con el coco pero, no se porqué, éstas bolitas me encantan y, de hecho, se convirtieron en una de mis pasiones al venir aquí, a Galicia, ya que mi tía siempre las hacía de postre en las comidas familiares.

Además, como ya os he dicho, es una receta muuy fácil de realizar y en media hora ya las tendréis listas para comer.

Como era la primera vez que intentaba hacerlas -por raro que parezca-, yo solo hice la mitad de las cantidades que os indico pero ahora puedo decir que salen genial y haría incluso el triple de la cantidad y nadaría en cocadas -ejem... sí, me gustan demasiado-.





Lo dicho... para hacerlas vais a necesitar:

250g de coco rallado
250g azúcar blanco
2 huevos L

Antes de empezar a hacer nada, pondremos a calentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

Para empezar, batiremos los huevos a los que añadiremos el azúcar, mezclando hasta que sea homogéneo. Luego, tendremos que añadir el coco rallado y mezclar.

La textura deseada es algo como esto:


Cuando lo hayamos conseguido solo tendremos que hacer bolitas de la masa con las manos -para mí es mucho más cómodo- y colocarlas en una bandeja de horno sobre la que habremos colocado papel de hornear para que no se nos peguen.


Introducimos la bandeja en el horno y esperamos hasta que las cocadas estén morenitas -aproximadamente 12 minutos en mi horno-.
Solo nos quedará dejarlas enfriar sobre una rejilla o algo similar...


... ¡Y LISTO!
Ya tenemos unas deliciosas cocadas con las que impresionar a nuestros familiares o amigos. Por supuesto, esta receta la podemos hacer en compañía de los más peques de la casa que nos podrán ayudar en todo aunque con supervisión cuando haya que usar el horno, claro.



Espero que os haya gustado,

¡Un beso!

PD.: Aprovecho para agradecer a mi prima y a mi tía por darme a probar mi primera cocada, ¡Os quiero!

jueves, 13 de junio de 2013

Cupcakes marmolados

Ejem... Sí, había prometido recetas tradicionales pero no pude resistirme a preparar unos Cupcakes marmolados. 


No es que no tenga mas recetas que enseñaros y por eso siempre acabe haciendo Cupcakes. La verdad es que como dice el refrán "la cabra siempre tira al monte" y siendo yo la cabra, mi monte son los Cupcakes.


En definitiva... habrá algún despistado o despistada que se esté preguntando en que consisten estas delicias bicolor. ¡Muy sencillo! Son mitad de chocolate y mitad de vainilla. Especialmente indicados para aquellas personitas indecisas que no pueden escoger entre un cupcake de vainilla o de chocolate. ¿Ingenioso verdad? (ejem... sí, claro, como si no conociésemos ya los bizcochos marmolados de toda la vida)


El caso es que después de una temporada sin preparar nada dulce decidí aventurarme a preparar estos Cupcakes y, la verdad, estoy muy satisfecha.

Normalmente, las recetas que cuelgo de cupcakes son para 6 unidades. Sin embargo, estos los preparé para una ocasión especial así que esta vez la receta será la indicada para 12 unidades.

Las recetas las saque del libro de Alma Obregón "Objetivo: Cupcake perfecto" que, por cierto... ¡¡tengo firmado!! aunque con ligeros cambios.

Para prepararlos vais a necesitar:

Bizcocho de chocolate:
100g azúcar moreno
50 ml aceite de oliva suave
1 huevo XL -o 2 medianos-
90g harina
1 cucharadita de levadura -tipo royal-
20g cacao en polvo sin azúcar
60ml leche semidesnatada
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Bizcocho de vainilla:
55g mantequilla
100g azúcar blanco
1 huevo XL -o 2 medianos-
100g harina
1 cucharadita de levadura
60ml leche semidesnatada
1/2 cucharada de esencia de vainilla

Buttercream de chocolate:
100g mantequilla
100g azúcar glacé
1 cucharada de leche semidesnatada
75chocolate en tableta

Buttercream de vainilla:
125g mantequilla
160 g azúcar glacé
1/2 cucharada de esencia de vainilla
2 cucharadas de leche semidesnatada

Lo sé, parece complicado pero os aseguro que no lo es. ¡Manos a la obra!

Lo primero que haremos será poner a calentar nuestro horno con calor arriba y abajo a 180 grados.

Entonces, pasamos a preparar la masa para nuestros cupcakes. Realmente, no tiene mucho misterio. Sería como preparar 6 cupcakes de vainilla y 6 cupcakes de chocolate.
Para la masa de chocolate mezclamos el azúcar moreno y el aceite, añadimos el huevo y mezclamos bien. El siguiente paso será echar la harina, la levadura y el cacao en polvo tamizado y, una vez que esté todo integrado, añadimos la leche y la esencia de vainilla.
En el caso de la masa de vainilla, mezclaremos la mantequilla que estará a temperatura ambiente con el azúcar hasta conseguir una textura cremosa, añadimos el huevo y lo integramos bien. El siguiente paso será añadir la harina y la levadura tamizada y, por último, la leche y la esencia de vainilla.

Prepararemos nuestro molde de Cupcakes con las capsulas y echaremos una cucharada de masa en cada capsula y con un palito haremos un remolino para que se "entrelacen" las dos masas pero sin llegar a mezclarse.


A continuación meteremos nuestro molde en el horno y esperaremos en torno a 20 minutos.

Mientras tanto, prepararemos la buttercream.
Para la Buttercream de chocolate tendremos que derretir el chocolate al baño maría o en el microondas y dejaremos que temple. Mientras, mezclamos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar previamente tamizado y la cucharada de leche. Cuando hayamos conseguido una textura cremosa añadiremos el chocolate y seguiremos mezclando -¡OJO! aseguraos que el chocolate esté más bien frío-.

Para la Buttercream de vainilla solo tendremos que poner todos los ingredientes en un bol y batirlos hasta conseguir la crema.

Una vez preparadas las dos cremas de mantequilla pondremos cada una en una manga deshechable y meteremos estas dos mangas en otra manga -tal y como muestra la foto-.


Una vez que hayamos sacado nuestros cupcakes del horno solo nos quedará decorarlos normalmente y... ¡voilá! ya tenemos unos preciosos cupcakes marmolados ideales para cualquier ocasión.



Espero que os haya gustado y ya me informareis si alguno lo prueba.

¡Besos!

lunes, 3 de junio de 2013

Cócteles veraniegos

Hoy es un día MUY importante para mi ya que... ¡¡INAUGURO EL VERANO!!


Pues sí, hoy después de un mes repleto de trabajos, parciales y exámenes finales puedo decir que soy oficialmente libre. Ahora mismo solo tengo ganas de ponerme mis bikinis, mi sombrero de paja y ir corriendo a la playa a ponerme morena -aunque parece que este año la cosa va a estar complicada-.

Por eso, hoy creo que la receta más apropiada es una que represente el verano... algo fresquito, afrutado pero, por supuesto, algo dulce... algo que te tomarías en la playa y solo se me ocurrió una cosa ¡¡CÓCTELES!!

Sí, os estoy proponiendo las bebidas del verano por excelencia. Algunas tienen un poco de alcohol así que hay que consumirlas con moderación pero nadie puede negarme que una de las mejores cosas del verano es tomarse un mojito en algun chiringuito de playa.

Yo os voy a proponer una pequeña selección de los que preparamos en mi grupo de amigos entre los que incluyo: Mojito, San Francisco, Cosmopolitan y Daiquiri de sandia -sí, lo siento, la foto no es muy buena-.


Mojito:

Es la bebida del verano por excelencia, fresquita y con poco sabor a alcohol.

Para hacerla vais a necesitar:

2 cucharadas azúcar
2 limas -aunque puede serviros una-
hojas de hierbabuena 
Ron Blanco
Soda -podeis sustituirla por 7up o Sprite-
Hielo picado

Para su elaboración comenzamos echando el azúcar en el fondo del vaso, luego añadiremos en zumo de una lima, unos gajos de lima enteros y las hojas de hierbabuena -yo hecho más o menos entre 6 y 10 hojas-. Aplastaremos esto con un mortero y añadiremos una cantidad que corresponda con dos vasos de chupito de Ron blanco. Removemos un poco y añadimos hielo picado hasta el borde del vaso. Por ultimo añadimos la Soda, removemos y decoramos como más nos guste.


San Francisco:


Nosotros preparamos la versión sin alcohol. Es la receta más sencilla de todas pero con un resultado buenísimos. Además, al no tener alcohol los más pequeños de la casa pueden tomar este maravilloso cóctel y así aprovechamos para engañarlos y hacerles tomar fruta.

Para hacerlo solo vais a necesitar:

zumo de Naranja
zumo de Granadina
Hielo

Su preparación es tan sencilla como solo mezclar todos los ingredientes. Primero añadimos el hielo, luego la granadina y por último el zumo de naranja. En lo referente a proporciones dependerá de vuestros gustos pero yo os aconsejo 2 tercios de zumo de naranja y 1 tercio de granadina.


Cosmopolitan:

Es la bebida con más alcohol de todas. Si vais a prepararlo tendréis que tener en cuenta que tiene un sabor bastante fuerte así que no lo aconsejaría para aquellos que prefieran bebidas más suaves.

Para su elaboración necesitareis:

Zumo de lima
Zumo de arándanos o granadina
Cointreau
Vodka

En esta bebida las proporciones son bastante importantes por lo que utilizaremos un vaso de chupito para ser lo más precisos que nos sea posible.
Primero añadimos un chupito de zumo de lima. Luego, debemos añadir dos vasos de chupito de zumo de arándanos. A continuación, añadiremos el alcohol. Serán dos vasos de chupito de Cointreau y tres de vodka. Removemos un poco y listo.


Daiquiri de Sandía:


El último de los cócteles que os propongo, el Daiquiri de Sandía. Si os gusta la Sandía este es perfecto para vosotros. No sabe para nada a alcohol y, en cambio, el maravilloso sabor a Sandía no pasa desapercibido.

Para prepararlo necesitaréis:

25ml Ron blanco
1 cucharada de zumo de Lima
2 cucharadas de azúcar moreno
100g de Sandía -aproximadamente-.

Su elaboración tambien es muy sencilla, solo tendréis que mezclar todos los ingredientes. Por supuesto, la Sandia tendréis que pasarla por una batidora antes de añadirla a la mezcla.



¡Y hasta aquí las recetas para las bebidas del verano! Espero que os haya gustado esta entrada algo distinta a lo habitual y si alguno se anima a prepararlas ya me contará cual es su favorita.

Yo me despido hasta la próxima con un Mojito en la mano, ¡Feliz Verano!

¡Un beso!