miércoles, 30 de octubre de 2013

Galletas de Mantequilla

Posiblemente, uno de los mejores olores del mundo sea el del café tempranito por la mañana, el de un bizcocho recién hecho, unas palmeritas recién horneadas... Pero, ¿alguna vez habéis podido oler unas galletas de mantequilla recién hechas? es impresionante, el olor alcanza cada rincón de la casa y no puedes evitar ir flotando a por una de esas galletas.
Desde el año pasado me surgieron las ganas de hacer unas galletas de mantequilla en casa. Me puse a buscar recetas como una loca y, finalmente, encontré la receta que usan en Muy Dulce Vinuesa y fue amor a primera vista. Tenía que hacer esas galletas y, desde entonces, me pasé el resto de las navidades horneando esta delicia.


La elaboración es muy fácil, aunque algo laboriosa y, como podréis adivinar, pringoso ya que habrá que meter literalmente las manos en la masa. De todas formas, si lo hacéis con los más peques de la casa se lo pasarán bomba manchándose las manos y dando forma a nuestras galletas.

Vamos a necesitar:

250g mantequilla -usad una de muy buena calidad para que el sabor sea el mejor posible-
250g azúcar
1 huevo XL
1 cucharadita de esencia de vainilla -podéis usar la esencia que prefiráis-
650g harina

Antes de nada, prepararemos nuestro horno con calor arriba y abajo a 180º.
Lo primero que haremos será batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y esté esponjosa -como cuando hacemos cupcakes-. Añadimos el huevo y la esencia y seguimos batiendo hasta que esté bien integrado.
Será el momento de añadir la harina en 3 veces batiendo lo justo. Será el momento de meter las manos en la masa -mi batidora no aguanta mucha caña-. Sabréis que tiene la suficiente harina cuando la masa no se os pegue a los dedos. Si la masa se os queda arenosa podéis echarle un chorrito de leche.
Cuando la masa esté lista, hacéis una bola, la envolvéis en papel film y la dejáis reposar un par de horitas en la nevera.
Pasado el tiempo de reposo, sacáis la bola de la nevera y la estiráis con ayuda de un rodillo sobre una mesa enharinada, cortáis las galletas, las colocamos sobre una bandeja de horno y las metemos unos 10 minutos en la nevera antes de  hornearlas.
Horneamos las galletas 10 minutos o hasta que los bordes estén doraditos pero tened MUCHO cuidado porque si os pasáis de cocción se os quedarán como una piedra.

y ¡listas!



Espero que os atreváis a hacer estas galletas y me contéis que tal os fue. Os prometo que el trabajo que dan estas galletas se ve recompensado... ¡¡y después no podréis parar de hacer galletas!!

¡Hasta la próxima! Muchos besos

P.D: ¡No he podido sacar fotos por falta de tiempo pero prometo que las colgaré!

viernes, 18 de octubre de 2013

Cupcakes de Dulce de Leche

Hace un mes aproximadamente, os pregunté en la página de Facebook si preferíais que preparase unos Cupcakes de Dulce de Leche o de Tiramisú. En ese momento ganaron los de Tiramisú (para ver la receta haz click aquí) pero prometí que en algún momento os enseñaría la receta de los de Dulce de Leche y...¡Aquí está!


Para los que les guste el Dulce de Leche, este cupcake es alucinante, súper esponjoso y nada empalagoso aunque parezca imposible. Decidí hacerlos ENTEROS de dulce de leche (bizcocho, relleno y buttercream) pero si os da un poco de reparo meteros en el cuerpo tanto dulce de una sentada, podéis combinarlo con un bizcocho de chocolate, por ejemplo.


Una de las cosas que me parecen fundamentales a la hora de hacer estos cupcakes es saber elegir un Dulce de Leche de calidad. Para mí, la mejor opción en el Dulce de Leche de la marca "Chimbote" (lo malo es que viene en bote -como el ketchup- y no en tarro). Su textura es suave y el sabor muy bueno, aunque con un toque a caramelo que puede que no guste a todos. Yo, esta vez usé un Dulce de Leche de la marca "Mardel". El sabor es bueno aunque quizás de textura es un poco espeso pero me decidí por este porque venía en tarro.

Dejando esto claro, ¡vamos a por la receta! Vais a necesitar:

Para el bizcocho:
115g mantequilla a temperatura ambiente
190g azúcar blanco
2 huevos L -o 3 huevos M-
200g harina
1y 1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
120ml leche semidestanada
3 -o 4... ejem- cucharadas de Dulce de Leche

Para la Buttercream:
100g de mantequilla a temperatura ambiente
100g de azúcar glas
1/2 cucharada de leche semidesnatada -mucho cuidadito con la leche-
3 cucharadas de dulce de leche

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjosa. Añadimos los huevos uno a uno asegurándonos de que antes de echar el siguiente, el primero esté perfectamente integrado. Lo siguiente que haremos será añadir la harina y la levadura previamente tamizada y mezclamos bien. Incorporamos la leche y, por último, el dulce de leche.

Repartimos la masa en las cápsulas y... ¡al horno! durante 20-25 minutos.

Mientras se hacen, preparamos nuestra buttercream. Para ello, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y obtenga una textura parecida a la de un helado. Añadimos el dulce de leche y la cucharada de leche y seguimos batiendo.

Una vez que nuestros bizcochos estén fríos podemos rellenarlos y

decorarlos y... ¡Listo! ya tenemos unos delicioooosos y pecaminosos Cupcakes de Dulce de Leche.



¡¡Espero que os haya gustado!!
Besos

lunes, 14 de octubre de 2013

Cupcakes con Pediasure de chocolate, vainilla y fresa

Este pasado fin de semana fue el SALÓN SOMOS PAPÁS en EXPOCORUÑA y para la ocasión Pequerrechos.com me encargó unos cupcakes muy especiales: Cupcakes hechos con Pediasure.


Aunque muchos pensaréis que es un ingrediente algo raro para añadirle a un cupcake, nada más lejos de la realidad, salieron unos cupcakes INCREÍBLES. Además, es una forma muy divertida de aportar un extra de nutrientes a la dieta de los más peques de la casa.


Para la ocasión preparé unos cupcakes de chocolate, otros de vainilla y, por último, de bizcocho de vainilla y buttercream de fresa. Aunque no lo creáis la receta de estos cupcakes no varía apenas con respecto a los cupcakes normales.

Para hacerlos vais a necesitar (cantidades para 12 cupcakes):

Cupcakes de chocolate:


Cupcakes de chocolate:
200g azúcar moreno
100ml aceite de oliva suave
3 huevos M
180g harina
1 y 1/2 cucharaditas de levadura tipo Royal
120ml leche semidesnatada
4 dosificaciones de Pediasure sabor Chocolate

Buttercream de Chocolate:
100g mantequilla a temperatura ambiente
100g azúcar glacé
3 dosificaciones de Pediasure sabor Chocolate
1 cucharadita cacao en polvo

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Primero mezclamos el azúcar moreno con el aceite. Añadimos los huevos uno a uno asegurándonos de que se integren bien. Echamos la harina y la levadura previamente tamizada y mezclamos bien. Por último, mezclamos el pediasure con la leche asegurándonos de que no queden grumitos y lo añadimos a la masa. Cuando consigamos una masa homogénea, la repartimos en las cápsulas y horneamos sobre 25 minutos.

Una vez que estén listos los cupcakes, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras tanto, prepararemos nuestra buttercream. Para ello, batimos la mantequilla y el azúcar glacé durante varios minutos hasta conseguir una textura tipo helado. Añadimos el Pediasure sabor chocolate y ,para conseguir un color más marroncito, podemos añadir una cucharadita de cacao en polvo.

Una vez frios nuestros bizcochos, podremos decorarlos como más nos guste.

Cupcakes de vainilla y vainilla-fresa:



Cupcakes de vainilla (es la misma receta tanto para los cupcakes vainilla como para los de vainilla-fresa):
115g mantequilla a temperatura ambiente
200g azúcar
3 huevos M
200g harina
1 y 1/2 cucharaditas de levadura tipo Royal
120ml leche
4 dosificaciones de Pediasure sabor vainilla

Buttercream de Vainilla:
100g mantequilla a temperatura ambiente
100g azúcar glacé
3 dosificaciones de Pediasure sabor Vainilla
1 cucharada de leche semidesnatada

Buttercream de Fresa:
100g mantequilla a temperatura ambiente
100g azúcar glacé
3 dosificaciones de Pediasure sabor Fresa
1 cucharada de leche semidesnatada
colorante rojo (opcional: el Pediasure no da color aunque sí un sabor y un olor a fresa delicioso)

Antes de nada precalentamos el horno a 180º arriba y abajo. Lo primero que haremos será batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y esté esponjosa. Lo siguiente será añadir los huevos uno a uno integrándolos bien. A continuación, añadimos la harina y la levadura anteriormente tamizadas. Mezclamos el Pediasure sabor vainilla con la leche y la añadimos a la mezcla. Cuando hayamos conseguido una masa homogénea la repartimos entre las cápsulas y horneamos durante 25 minutos.

Una vez hechos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para preparar las buttercreams batimos la mantequilla con el azúcar glacé hasta conseguir una textura tipo helado. Añadimos una cucharada de leche y, según queramos preparar la buttercream de vainilla o de fresa, añadimos el Pediasure del sabor que queramos. En el caso de la buttercream de fresa yo le añadi un poco de colorante color rojo ya que si no la buttercream quedaba blanca aunque el sabor y el olor era genial igualmente.

Por último, decoraremos nuestros cupcakes como queramos.


Espero que os haya gustado esta receta algo distinta a lo habitual. Aprovecho para dar las gracias a Pequerrechos.com por la oportunidad que me dan dado... ¡¡MUCHAS GRACIAS!!

Besos!

viernes, 4 de octubre de 2013

Coulant

Hoy os traigo una receta MUY chocolateada. De hecho creo que pocas veces he visto tanto chocolate junto en un postre pero el resultado es impresionante... un Coulant de chocolate.



Lo realmente especial de este postre es que se trata de un bizcochito súper jugoso, que no se llega a cocinar del todo y con un corazon de chocolate -o nutella, como en mi caso- derretido que se deshace al dar la primera cucharada. Estoy segura de que más de una vez habéis comido alguno en un restaurante o cafetería aunque ahora mismo parece no estar muy de moda -una pena-.


Su elaboración es muy rápida y sencilla por lo que posiblemente más de una vez os saque de algún apuro si queréis impresionar a vuestros invitados.

Para hacerlos vais a necesitar -más o menos 4 o 5 unidades-:

100g mantequilla
100g chocolate
90g azúcar glacé
2 huevos L
1/2 cucharada de harina
onzas de chocolate o cucharadas de nutella -para el corazón-

Lo primero que haremos será derretir la mantequilla y el chocolate en un cazo. Cuando ya esté, lo apartamos del fuego y añadimos el azúcar. Después añadiremos los huevos uno a uno asegurándonos de que queden perfectamente incorporados. Por último, incorporamos la harina y revolvemos hasta conseguir una masa homogénea.

Echamos la mezcla en nuestros moldes -yo use flaneras- hasta la mitad, después echamos nuestra onza de chocolate o la cucharadita de nutella y la cubrimos con un poco más de la masa pero nunca cubriremos más de dos tercios del molde.

Dejamos que se enfríen sobre media hora en la nevera.

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo y, cuando esté caliente, introducimos nuestros moldes durante 12-15 minutos. Debemos recordar que no queremos que se haga por completo así que, cuando se forme una costra, podremos sacar los coulants del horno.


A la hora de comerlo, lo serviremos templado con sirope o helado -¡o ambos!-



Espero que os haya gustado esta receta,
¡Hasta la próxima!